¡Planea el Trabajo y Trabaja en el Plan!

Por: Jessica Hyncik
Ingeniera Industrial Principal

La mayoría de la gente no necesita que la convenzan sobre el porqué los Estándares de la Industria son el camino a seguir para la evaluación y administración laboral. Un plan específico de tienda y departamento, que vaya más allá de los límites de las Ventas por Horas de Trabajo y el Porcentaje de Nómina. ¡Suena bien para mí!

¡Construir e implementar estándares no es fácil (aunque cualquiera que haya tratado de hacer lo mismo con estudios de tiempo, lo consideraría algo mínimo)! Se requiere mucho esfuerzo para tener los estándares tal como los necesitas para tu organización. ¿Qué trabajo hay que realizar? ¿Con qué frecuencia? ¿Cuál es el método establecido y cuánto tiempo debe tomar? ¿Qué características se deben utilizar para acomodar los diferentes escenarios de la tienda? Has creado un plan de trabajo sólido para tus tiendas. ¡Gran trabajo!

Pero no sólo es planear el trabajo. Debes trabajar en el plan.

Es como llevar a tu cachorro a la escuela de obediencia. Claro, tienes ese fantástico certificado colgado en tu nevera, pero ¿crees que el perro va a dejarse salir e irá a su paseo por el vecindario solo, muy bien sentado en cada cruce?

Muy a menudo esos estándares se ponen ahí como guía para los departamentos, pero luego se olvidan. Es importante tener un diálogo abierto sobre los estándares y cómo están trabajando para las empresas.

¿Has realizado observaciones o has hecho una validación adicional de tus estándares existentes?
¿Ha cambiado la mezcla de productos, causando un cambio en el análisis de Pareto de sus operaciones?
¿Le pides a los empleados que vayan más allá para asegurar la satisfacción del cliente?
¿Has implementado nuevas herramientas o capacitación para mejorar la eficiencia?
¿Qué nuevos programas e iniciativas están teniendo en sus tiendas?
¿Qué se requiere para garantizar el cumplimiento de la seguridad de los alimentos?
¿Ha habido reajustes o remodelaciones?
¿Hay nuevos datos disponibles?

Tu negocio no cambia una vez al año, así que ¿por qué sólo revisarías tus estándares anualmente? Conoce tu negocio y conoce tus planes laborales. Asegúrate de que estén sincronizados entre sí. Uno de los mayores beneficios de los Estándares de la Industria, es la facilidad con que se pueden actualizar, así que, aprovéchalo.

Cuida tu plan de trabajo, y se convertirá en tu mejor amigo.

This post is also available in: Inglés